Células Madre Mesenquimales. El futuro de la medicina regenerativa.

¿Qué son las células madre mesenquimales?

Las células madre mesenquimales también conocidas como células madre estromales o MSC (del inglés Mesenchymal Stem Cells o Mesenchymal Stromal Cells) actúan en la regeneración o reparación de los tejidos dañados y sustituyen las células que mueren de forma natural. Así, cuando un individuo se ha desarrollado, una pequeña parte de células madre queda residiendo en la mayoría de los distintos tejidos, para activarse cuando sea necesario reparándolos o regenerándolos y manteniendo de ésta manera el organismo sano.

Sus características les confieren un gran potencial para la aplicación de sus beneficios en medicina regenerativa:

  • Gran capacidad de expansión y diferenciación: se renuevan con facilidad y pueden dar lugar a diversos tipos celulares, como células óseas, adiposas y cartilaginosas.
  • Gran capacidad para la regeneración de tejidos: ayudan a la cicatrización, evitan la muerte celular y facilitan la formación de nuevos vasos sanguíneos.
  • También se ha observado, que modulan reacciones adversas en distintas enfermedades, sobre todo en las degenerativas y autoinmunes.

¿Dónde se encuentran?

Los estudios han señalado que las MSC pueden ser aisladas de muchos tejidos, además de la médula ósea, incluyendo tejido adiposo, líquido sinovial, músculo esquelético, cordón umbilical humano,… e incluso de sangre periférica, sugiriendo que las MSC son ampliamente distribuidas in vivo. En los últimos años, el interés ha aumentado por las células madre mesenquimales aisladas de tejido adiposo (AT-MSC) dada su plasticidad de desarrollo y su potencial terapéutico, además de que su obtención es mucho menos invasiva que las realizadas a partir de la médula ósea y se obtienen en mayor abundancia.

Se ha considerado al tejido adiposo como de almacenamiento energético y como un órgano endocrino; sin embargo, en las últimas décadas se lo ha considerado como una fuente abundante de células mesenquimales. Las células madre derivadas del tejido adiposo son de fácil obtención, presentan una gran capacidad de expansión y gran plasticidad respecto a otros tipos celulares, liberan gran variedad de factores angiogénicos y presentan propiedades inmunomoduladoras. Por ello, actualmente constituyen un foco de gran interés en la medicina regenerativa.

¿En qué lesiones está indicado el tratamiento con MSC?

Dadas sus características, las MSC pueden diferenciarse en varios tipos de células, ayudando a crear nuevas células en los tejidos sanos existentes y reparando los tejidos en las estructuras que están lesionadas o dañadas. En el ámbito de la Traumatología y Cirugía Ortopédica se pueden utilizar para tratar varias lesiones como por ejemplo:

  • Fracturas, pseudoartrosis: ayuda a la consolidación ósea.
  • Artrosis, lesiones de cartílago, (condropatía, condromalacia): regeneración del tejido dañado, reduce dolor y mejora movilidad de la articulación.
  • Osteonecrosis: la formación de nuevos vasos sanguíneos aumenta el aporte de sangre y ayuda a la regeneración del tejido necrótico.
  • Degeneración discal: regenera las características mecánicas del disco dañado.

Resultados

Desde el momento de la infiltración de MSC comienzan a suceder procesos bioquímicos y biológicos que restablecerán el ambiente normal de la zona lesionada (homeostasis).

El efecto real se percibe a las pocas semanas tras el tratamiento: disminución del dolor y mejora del movimiento.

Al tratarse de una terapia biológica que emplea las propias células del paciente, no existen efectos adversos de ningún tipo (alergias, rechazos…) ni tampoco efectos secundarios derivados de medicación alguna.

Esta nueva y avanzada terapia celular puede retrasar e incluso evitar procedimientos quirúrgicos más agresivos como las prótesis de rodilla o cadera y mejorar la calidad de vida del paciente.