Reducción mamaria

La reducción mamaria es una técnica de cirugía plástica que consiste en reducir el tamaño del pecho, así como elevarlo, ja que muchas mujeres sufren molestias, a causa del tamaño excesivo de sus pechos. Utilizamos la técnica de mamoplastia con cicatriz en “T invertida” para reducirlo, elevarlo y darle la forma deseada, dejando así una mama estética.

Ingreso Hospitalario

Normalmente el ingreso es de una noche, por lo que al día siguiente de la intervención quirúrgica, podrás marchar a casa. La cirugía suele durar entre 2-3 horas.

U

Ropa especial

Sí. Tras la intervención colocamos un sujetador post-operación parecido a un sujetador deportivo, de algodón y sin aros, que deben llevarse durante un mes. Pasado el mes se podrá volver a llevar el sujetador que se desee.

U

Uso de prótesis

No se utilizan prótesis, ya que la intención con esta cirugía es disminuir a la par que elevar la mama, no es aumentar su tamaño. Cuando elevamos la mama con la reducción mamaria, ya utilizamos la propia glándula mamaria de la paciente para dar un efecto de “prótesis” a la mama, para mejorar su estética.

s

Cicatrices

Las cicatrices son: una cicatriz alrededor de la areola y otra en forma de T invertida, para conseguir una mama más elevada.

Periodo de recuperación

La primera semana es la más molesta, pero pasada la primera semana, se podrá realizar vida normal evitando esfuerzos y deporte. A partir del mes se podrá realizar completamente vida normal.

Cuidados tras el alta hospitalaria

Tras el alta hospitalaria, se seguirán controles en consultas, así veremos la evolución de las cicatrices, y daremos las recomendaciones específicas según cada caso. Los puntos de sutura que utilizamos son todos interiores, por lo que no tenemos que retirar los puntos.